Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

jueves, 12 de marzo de 2009

Pico La Loral y Pico El Buey Muerto



Esta es una excursión quizá un poco larga, pero fácil de realizar, ya que se desarrolla prácticamente toda ella por buenos caminos y la ascensión a las dos cumbres no presenta ninguna dificultad.
Salimos andando del Alto de La Cruz situado a medio camino de la carretera que une San Andrés de Trubia y Proaza por Castañedo del Monte, poco después del pueblo de Linares. Bajamos por la carretera un corto tramo encontrando una desviación a la derecha que nos conduce sin pérdida, bajo las faldas de los picos Redondeta y Pigurices, a la afamada vega de Cuevallagar, a la que hemos de descender para contemplar una vez más su cueva-sumidero y su solitario corro. Por encima de él vemos una fuente-abrevadero a la cual nos dirigimos para subir seguidamente a la collada de Cadavina. Después, girando al norte, y por toda la loma, llegamos a la cima de La Loral. Se observa allí un vértice geodésico destruido, quizá por un rayo, desde hace ya varios años. Contemplamos la panorámica de Las Ubiñas y la Sierra del Aramo y también, hacia el noroeste, el Pico del Buey Muerto, objeto de la segunda parte de nuestra excursión de hoy. 
Para ello descendemos por la ladera norte de La Loral hasta coger una pista que procede de Yernes. No la abandonamos hasta encontrarnos en la collada de Foncualla con un cruce que a nuestra derecha y en descenso, nos lleva al Collado Cruces. A la izquierda hemos dejado una fuente. Seguimos hasta alcanzar la Braña Negra, un bonito complejo de cabañas y pasar al poco por delante de un centro de interpretación de energías alternativas (Fundación Vital). Después visitamos un área interpretativa de la flora (Arboreto de Ricardo Acebal). Tras alcanzar una nueva collada (del Gatu) seguimos por la cumbrera que, andando cómodamente  al lado de un cierre de espinos, nos lleva finalmente a nuestra meta: la cima del Buey Muerto. Otro espléndido mirador para contemplar desde allí infinidad de pueblos de los concejos de Grado y Proaza.
El regreso lo hacemos por el mismo camino soslayando evidentemente la subida a La Loral. La bajada desde Cuevallagar hasta el Alto La Cruz también nos ofrece unas amplias panorámicas.





Distancia: 24,10 km
Desnivel de subida acumulado: 1.343 m
Dificultad: Media
Duración: 7:30 horas



La Collada de Aciera vista desde el Alto La Cruz
La pista a Cuevallagar en sus inicios
Señalización del "Camin Real de Cueiru a Villanueva Santo Adriano"
El solitario corro de Cuevallagar

Cuevallagar
Collada de Cadavina
El Pico La Loral visto desde Cuevallagar
La cima del Pico La Loral
El Pico Buey Muerto visto desde la cima del Pico La Loral
La cima del Pico Buey Muerto
Una vista desde el Buey Muerto de las tierras de Grado
La Sierra del Aramo

martes, 3 de marzo de 2009

Pico Gargalois



Pertenece a la Sierra de San Roque y sus 1.165 metros le confieren el honor de ser el techo del concejo de Illano. La mejor opción para acceder a él es el camino que parte del  pueblo de Castanedo, del concejo de Villayón.

Desde Castanedo recorremos una pista asfaltada que nos va bajando hasta el río Llouseira o Carbonel. Lo cruzamos por un pequeño puente y a partir de ahí, el camino inicia la subida hacia el barrio de Barandón. Sin necesidad de entrar en él nos dirigimos a su parte alta donde nos encontramos con la Capilla de San Juan. Justo a su derecha sale un camino que, entre castaños y robles, nos lleva a la amplia collada de Entrerríos. Es el final de la Sierra de Carondio y el principio de la de San Roque, y resulta fácilmente reconocible por encontrarse en ella un dolmen conocido por “A Llasta da Filiadoira”. Este tramo es conocido como la "Ruta del Dolmen de Barandón/Entrerrios" según reza en un cartel al lado de la Capilla de San Juan.

Atravesamos esta collada con dirección Este por buen terreno, primero hasta el pequeño alto de Campellín y luego seguimos la cumbrera por los altos de los picos de  Castelo y Barandón, que flanqueamos por su ladera Oeste. Desde aquí, por una de las muchas sendas que hay, llegamos sin problemas a la cima del Gargalois donde encontramos un vértice geodésico y un buzón de cumbres, además de buenas vistas.

Para volver desde aquí tenemos varias opciones: desandar lo andado, bajar con dirección Este por la empinada ladera para llegar directamente a Castanedo o tomar rumbo Norte para dirigirnos por toda la cumbrera hacia el Prado San Roque y la collada La Gubia, como hicimos nosotros. Aquí giramos bruscamente a nuestra derecha y en rápido descenso alcanzamos el punto de inicio después de pasar por La Braña y poco mas abajo por las praderias de Cabaña García.

Gran parte del recorrido se hace por el Paisaje protegido de las Sierras de Carondio y Valledor.




Castanedo

Ermita de San Juan

Camino de La Llameira

Praderías de Cabaña García

En el centro Aguamaroza

Prados de Cabaña José María

A Llastra da Filadoira

Pico Carondio visto desde Entrerríos

Caminando hacia el Gargalois, al fondo el Pico Prado Roque

Acercándonos al Gargalois

Vértice geodésico y buzón de cumbres

Detalle del buzón de cumbres

En el centro el pantano de Arbón