Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

martes, 31 de julio de 2012

Pico Zorru



Entre San Juan de Beleño y Viego, unidos por la carretera PO-1, hay una desviación a medio camino que nos lleva a uno de los lugares significativos de nuestra región, Les Bedules (1.120 m.), nudo de rutas de senderismo que pueden partir de ahí hacia diferentes marchas y picos de los concejos de Ponga y Caso. Llega hasta allí cualquier tipo de vehículo, si bien el último tramo ha de realizarse sobre pista de buen piso. Miradores a W y E hacen de este enclave parada obligada para contemplar nuestras sierras, bosques y macizos.
Hoy nos decidimos por el Collau Zorru o Pico Zorru de 1.838 m. de altura. Es la máxima altitud del cordal del mismo nombre que cuenta también con otros picos bastante visitados como el Rasu, el Recuenco, Luengo, Pierzu y Sen de los Mulos entre otros.
Arrancamos a caminar por la pista en dirección sur y dejamos la primera fuente a nuestra derecha. Al W la majestuosa silueta del Tiatordos impone respeto. Son las once de la mañana y el día se presenta soleado y completamente despejado.
A los cinco minutos se nos abre una bifurcación que en medio sitúa una cabaña. Optamos por la derecha pasando justamente al lado de un transformador y de una casa-cabaña de tejado de vertiente totalmente inclinada que llama enormemente la atención. Por momentos se perfila frente a nuestra marcha el Pico Recuencu (1.642 m.) Ambos, Tiatordos y Recuencu serán un referente a nuestra derecha, al W, y que casi no perderemos de vista durante la excursión.
Una segunda fuente y un par de cabañas, la majada, Les Llampes (1.320 m.), nos indican que vamos en la buena dirección. La senda transcurre en ligera subida, por sombra de arboleda y con bastante humedad merced a arroyos y regueros que cruzamos frecuentemente.
De pronto saldremos a una extensa pradería, nos estamos acercando al Recuencu y de momento es el que vamos divisando. Una fuente-abrevadero de agua fresca, El Escalín, es un buen motivo para parar dos minutos tras una hora de marcha. Procuramos avanzar ganando altura por uno de los varios senderos de ganadería que, a veces entre arboleda, nos acaban conduciendo a la collada de Pumerín. Desde aquí ya podemos valorar el Pico Zorro y la estrategia de ascenso.
Si bien tenemos referencias de que subiendo por la derecha puede resultar más corto, decidimos rodearlo por la izquierda aunque en un principio debamos perder altura descendiendo ligeramente por un claro camino que no ofrece duda. El rodeo es considerable, pero entretenido, ya que la completa y relativamente cercana vista de Picos por el este es majestuosa.
Cortando la ladera por un sendero pedregoso sin dificultad alguna de pronto se abrió frente a nosotros la verde falda del Zorro por su vertiente oriental. Una falla, en medio, de mucha piedra, nos sigue empujando hacia el sur.
Se puede coronar por cualquier sitio, pero cuanto más nos alejemos al principio, más rodearemos, sin embargo la pendiente será menos pronunciada y lo fácil, después, es crestear. Cualquiera de los muchos caminitos de ganado puede ayudar. Casi arriba hay que cruzar una alambrada de espinos.
Unas simples piedras en la cumbre sustituyen a una cruz que habíamos visto en fotos y que esperábamos encontrar. Pero, al fin, no tenemos dudas, estamos en lo más alto. Podemos tachar Collau Zorru de nuestra lista de picos pendientes.
Para el regreso decidimos repetir el trazo.




Distancia: 15,40 km
Desnivel acumulado de subida: 880 m
Dificultad: Media-baja
Duración: 7:00 horas


Picos de Europa desde Les Bedules


1ª fuente en el arranque

Tiatordos desde Les Bedules
El Pierzu desde Les Bedules


2ª fuente a los quince minutos de marcha

Pico Recuencu al SW

Recuencu desde Les Llampes (1.320 m.)

Fuente de El Escalín

San Juan de Beleño


Vertiente este de subida al Recuencu desde Collado Les Caldes (1.405 m.)



Pico Luengo desde Collado Pumarín (1.512 m)

Bosques del Pedrosu y de Peloño y Picos al fondo (E)

Valle Antiguo y bosque de Peloño

Vista al E


Paso angosto en el Collado Les Bárboli (1.730 m.)



Por la senda Les Oveyes (todavía dirección sur)


Ascenso de izquierda a derecha (de W a N)

Ultimo tramo de subida


Al W el Maciédome (1.903 m.) con el Pico Torres (2.100 m.) justo detrás a su izda.

Desde arriba, con Picos de Europa al fondo (E)

Con zoom de izda. a dcha.

Destaca Peña Santa






 
Vista al N

Vista al S
 
Vista al SE
 
Vista al SW


Volvemos (Fuente Escalín en Les Llampes)




lunes, 23 de julio de 2012

Requexón de Valdunes



Un pico poco visitado de la zona de Caso y dentro del Parque Natural de Redes es el pico del Requexón de Valdunes o Porrón de Valdunes (1.565 m.), que conforma junto con el de la Senda o El Porrón (1.705 m.) al SE y el de Fadiello (1.285 m.) al NW la pequeña Sierra de Cárdenas. Todos están oscurecidos por la importancia de los grandes del Parque Natural de Ponga cercanos en situación, y cuya sola mención impone respeto. Sin embargo las vistas y accesos de los primeros son de tener muy en cuenta. Y a ello vamos.

Por la AS-117 y a poco más de cuatro kilómetros de Campo de Caso en dirección al Puerto de Tarna se encuentra el pequeño pueblo de Soto, desde donde partimos.

Desde la ermita del pueblo tomamos un corto atajo empedrado que nos recorta un poco sobre la pista de hormigón.

En la primera bifurcación, a los quince minutos de marcha, tomamos a la izada., y al momento, en la segunda, a la dcha. Entramos en una calzada que nos retrotrae en la historia a épocas cuando se construían a mano, y las piedras del piso se tallaban y colocaban una a una.

Volviendo la vista atrás vemos las eses de subida y el valle del Nalón de Soto a La Foz. Nos encontramos en Les Llampes.

De pronto las vistas se acortan porque nos introducimos por un rato en una zona boscosa de tupidos ejemplares de naturaleza variada. A veces nos salimos del camino para evitar los barrizales.

Al poco salimos a unos pastizales, Coto Braña, extensas praderías no exentas de manchas de hayedos, con abundancia de ganado y alguna cabaña.

Seguimos ascendiendo para atacar el Requexón por su ladera meridional, la inmediata a nuestra marcha. Preciosas vistas del valle van abriéndose a nuestros pies mientras avanzamos por la crestería. La vegetación de arbusto bajo nos dificulta el avance en algún momento, aunque nos anima la perspectiva de que estamos coronando.

Efectivamente, unas piedras nos indican que hemos llegado y las limpias vistas de los alrededores y la lectura de la mayor altura del GPS dan fe de ello.Para el retorno decidimos avanzar por intuición e intentar el descenso como si recortáramos hacia el SE con intención de subir el Pico Senda. No fue complicado y ahorramos sobre lo previsto para alcanzar el Collau Braña (1.348 m.) que separa claramente el Requexón del Senda. Vamos perdiendo altura en dirección sur dejando el Cantu la Estrella (1.357 m.) a nuestra derecha hasta que empezamos a fijarnos en que las fincas se vuelven con cierres y aparece alguna que otra cabaña. Nos estamos acercando a Las Brañas.

Un camino limpio con estaqueras por un tupido bosque nos acerca a La Foz y su senda labrada en la roca.
A la media hora pisábamos el asfalto de las calles de Bezanes.

Una vez aquí, y tras un pequeño descanso, reanudamos la marcha rodeando el pueblo por una pista y luego, por carretera, agotaríamos los dos o tres kilómetros que nos separaban de Soto donde habíamos dejado el coche.


Distancia: 13,75 km
Desnivel acumulado de subida: 950 m
Dificultad: Media-baja
Duración: 7:00 horas




Soto de Caso

Aquí se rodaron escenas de <<¡Adiós, Cordera!>>

Elaborada calzada

Pista de ascenso


Hayedo

El Requexón de Valdunes apenas se oculta desde la misma salida de Soto

Cerro Fresnedal, Collado de la Calavera y Peña del Canto, sobre Orlé

Vía directa de Soto, que no contemplamos ni para subir ni para bajar.

A quince minutos de la cima rodeando el Valdunes por el sur

Coronado
Vista al norte

Pico La Senda (1.705 m), a la izda. La Mogrera (1.769 m) y Tiatordos (1.951 m)


Vista al sur. Vega de Brañagallones.

Vista al oeste

Collau Llanos, por donde descendimos. En la esquina izda. El Torres y el Toneo




La Foz de Ancio


Entrando en Bezanes