Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

martes, 30 de octubre de 2012

Bosque de Valgrande



Casi 20 km. de caminata y más de 700 m. de desnivel parecen, a priori, las características de una excursión completa, y lo fue en verdad. Y no sólo por su morfología geográfica elemental, sino lo fue asimismo por su colorido, con profusión de tonos otoñales, por su paisaje con algo de nieve en las alturas, por lo cómodo del circuito y lo regular de sus desniveles. Todo un regalo en un día de buen tiempo.

Decidimos el origen en El Ruchu, restaurante con aparcamiento, un km. por encima del pueblo de Pajares, en la N-630, km. 84.

Al otro lado de la carretera, y en dirección SW casi constante, se recorre una pista apta para vehículos incluso pesados que se notaba con algún movimiento por obras de encauzamiento.

A los 45 minutos de marcha una desviación hacia la derecha con señal de Camino de Santiago nos llevaba a una fuente y nos dirigiría a San Miguel del Río. Optamos por continuar en dirección al Negrón siguiendo sin titubeos por la ancha pista que pisábamos desde el inicio. Algún que otro arroyo: Regueros del Puerto y del Brañillín, De las Mestas y Reguero de Encarnes, así como el río Valgrande, nos refrescaban la vista; y el continuo trinar de los pájaros nos acompañaban en nuestro recorrido.

A las dos horas y pico chocábamos con la autopista del Huerna AP-66 que hubiéramos podido traspasar por debajo, pero que por el contrario sorteamos dejándola a nuestra izquierda, entre los túneles del Negrón y Vegaviesga, y entre éste y el de Pando, para ir completando el circuito previsto, nuestro circuito, ahora ya en dirección NE.

Aproximadamente a un kilómetro de San Miguel del Río volvíamos a cruzar el Río Valgrande por segunda vez a través de un artesanal puente (una simple viga), y al poco, el pueblo. San Miguel, enclave rural con categoría de “lugar”, tiene unas preciosas casas perfectamente rehabilitadas y callejuelas asfaltadas que denotan cuidado y mimo.
Una escultura de Don Benjamín Fdez García, hijo predilecto, preside la típica plazoleta de la iglesia con fuente y teixo históricos.

Subimos en busca de la carretera general de Pajares pasando por el lavadero “Fuente el Castañeo” y así, siempre en ascenso y a la derecha, abordamos en el km. 83, en La Campa, su cementerio. Desde ahí, cruzando la carretera N-630, atajamos hasta El Ruchu..+65





Distancia: 18,4 km
Desnivel acumulado de subida: 740 m
Dificultad: Media-baja
Duración: 6;30 horas

Cuito Negro (1.850) y Carbajosa (1.868)

Con zoom las columnas de las sillas de El Valle

De dcha. a izda. Las Tarrientas, Cruz del Ciego y La Cirbanal

La Tesa


Macizo de las Ubiñas

Al N el Cordal de los Llanos de Somerón con el Corullo Braña (1.317 m.) a la derecha


Hayas y abedules
Al W el Huerna al fondo

Bordeamos Peña L'Castillu

Desvío Camino de Santiago GR-100 a San Miguel del Río

Reguero del Puerto y del Brañillín

Canalizando el Arroyo de Las Mestas


Por el Cantu los Muertos


Parador de Pajares al fondo







Pico Cellón (2.029 m.) al E.

Vistazo al este desde Valdelapina

Túnel del Negrón al W

Túnel de Vegaviesga

Arriba El Branillín al S

Túneles de Pando

Peña Castillo

Para cruzar el río Valgrande

San Miguel del Río

Dejamos detrás Pajares

Mesón El Ruchu

martes, 23 de octubre de 2012

Pico Nogales (desde el Fielato)



La AS-253 camino del Puerto de San Isidro, tras las empinadas cuestas y vericuetos de Rioseco, nos permite dejar el coche en el km. 40, a la altura de El Fielato. Las cabañas de Salgareo y La Braña a un lado de la carretera y la Sierra de Valverde y el Pico Torres al otro nos abren un paisaje y perspectivas que nos deleitan la vista y limpian los pulmones. Hacia la derecha el Pico Fuentes (2.021  m.) y toda la Sierra del Ajo conforman una pared que habremos de sortear en busca de nuestro destino de hoy: El Pico Nogales (2.074 m.)
El comienzo de la excursión viene marcado por la coincidencia con una ruta PR-AS 48, denominada Ruta El Gumial, y así nos introducimos en harina cruzando algún arroyo por puentes de carácter notablemente artesanal. Nuestra marcha discurre en dirección sur primero y oeste luego. Y a la media hora nos hallamos en Brañarredonda (1.368 m.) Llaman la atención sus cuidadas cabañas que denotan el uso habitual de las mismas. El entorno con la fuente, el arroyo, etc., le dan una nota bucólica al lugar.
El estrecho caminito que vamos siguiendo nos infunde seguridad y no da opción al despiste. Las marcas de ruta PR se suceden con regularidad y comentamos lo satisfactorio de la marcha por todos los motivos que hoy nos son favorables: preciosa andadura, recorrido señalizado y cómodo y climatología favorable con cielo claro y limpio.
El Pico Fuentes nos precede de frente al principio de la caminata y va quedando a nuestra izquierda después. Lo mismo ocurre con los Castillones una vez rebasada la Collá Vildosa o Beldoso (1.582 m.), que de ambos modos consta, tras más o menos una hora de recorrido. La Peña del Alba (1.845 m.) quedará a nuestra derecha.
Una variedad de colores amarillos y ocres de los frondosos bosques en contraste con el verde del matorral bajo incitan a tirar de cámara fotográfica sin parar.
De pronto se nos descubre el Nogales que, como viene siendo frecuente en otros objetivos de nuestras excursiones, se mantuvo tapado por pantallas o montañas suficientemente elevadas que lo ocultaron por más de una hora.
Tras una collada y una hondonada pedregosa plagada de hitos atacamos el ascenso desde Collado Nogales de izquierda a derecha con paciencia y sin apuros. Al sur, a nuestra izda. destaca el Pico del Oso (2.021 m.)
Una señal cilíndrica de hormigón derruida nos indica que nos hallamos en un vértice geodésico y que hemos llegado a nuestro primer destino, Pico Nogales.
Como podía deducirse de la altura en que nos encontramos y la claridad del día que nos tocó en suerte pudimos disfrutar  Asturias desde arriba. Y no sólo sierras y picos, sino ciudades como Langreo y Gijón. El dique Torres del Musel sobresalía hacia el mar ostensiblemente. Al suroeste y por una cómoda crestería se podría alcanzar el Pico Jejé o Xexia (2.064 m.)
Sopesado si bajar por La Gumial, subir el Oso o retornar por lo pisado a la ida, decidimos descender hacia Vegarada tomando dirección sur. El camino estaba “jitado” y se presentaba cómodo. Una vez en la carretera LE CV-795, comenzamos a recorrerla hacia el este con el nuevo objetivo de la estación de esquí de San Isidro (remontes de Riopinos) y Pico Toneo. Esta parte es monótona, pesada y aburrida. Nuestros  pasos se suceden, ganando metros a la distancia que aún nos falta, de forma regular y cansina, y el paisaje nos encorseta entre las sierras del Ajo –infranqueable hacia el norte- y la Peña el Santo y Pico Roldán al sur.    
Entre el Pico de la Loma (1.973 m.) y el Toneo (2.091 m.), y tras subir inicialmente paralelos a la silla de Riopinos, giramos al norte rebasando la llamada Collá del Tubo en dirección a la Hoya del Tubo. Desde arriba aprovechamos para descender las pistas de esquí de Fuentes de invierno, y una vez en la carretera gral. AS-253, volvimos al coche en El Fielato.
En resumen una ruta preciosa por el otoñal colorido de la vegetación, interesante por las panorámicas desde las alturas y variada en lo cualitativo del piso; por todo ello agradable para la retina e inolvidable para el futuro.


Distancia: 21,2 Km
Desnivel acumulado de subida: 1.250 m
Dificultad: Media
Duración: 9:00 horas


Descargar el track de esta ruta:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3521937


Cabañas del Fielato

Cruzando Río Braña

Majada de Brañarredonda

Hacia atrás el Valverde y el Torres


Vista al NE

Detrás el Pico Fuentes


Vista SW desde Portiechu del Tuxu

Hito en la Majada de Alba, entre Castillones y la Peña de Alba

Observando atentos

Vista al N desde la Majada del Alba

Pico del Oso desde Collado Nogales

Vista al E a quince minutos de la cima

Vista al S. (Puerto de Vegarada)

Vista al W. (Picos Nogales y Jejé)

Mojón de la cima


Vista NE

Al fondo el Sueve con zoom

WSW

Ubiñas con zoom

Ampliando se distingue El Musel, Campa de Torres y chimenea de Aboño tras el P. Cuchu

Vista NW, con Peña Mea a la dcha., a su izda. Langreo y Mieres separados por el Picajo, y entre éste y el Naranco de fondo se adivina Oviedo.

Al E el Torres, el Valverde y el Puerto de San Isidro

Picos de Europa con zoom

Pista de Riopinos

Bajamos hacia Vegarada

Al S. observando el Pico Mediodía y las Peñas del Faro

Por carrretera hacia Riopinos

Su silla

Vistazo atrás, destaca el P. Nogales

Nos separamos hacia el N en busca de la collada entre el Loma y el Toneo

Urbanización La Raya

Estación de Fuentes de Invierno