Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Pico Horru (desde Quintanal)



El Pico Horru es conocido también como Peña Manteca por alojar en su cima un vértice geodésico con el mismo nombre que la sierra a la que pertenece y que está íntegramente ubicada en el concejo de Belmonte, separando las cuencas del Narcea y del Piloña. Sus 1.522 metros de altura lo convierten en el techo del concejo.
El acceso a su cumbre se puede realizar desde cualquiera de los varios pueblos que hay en su entorno. Pero quizá el recorrido más fácil sea el que parte de Quintanal, cual es el elegido por nosotros para hoy.
El aproximarse en coche a Quintanal, Villar de Zuepos y San Esteban tiene tanto de aventura y emoción como luego la andadura. Accedemos por una desafiante carretera que discurre por la ladera sureste de la sierra de Arcello, con vista al profundo Valle del Pigüeña. Hubimos de buscar algún apartadero donde detener el coche para poder recrearnos con las panorámicas que se nos ofrecen.
Ya en Quintanal un camino, inicialmente de hormigón, asciende a la parte alta del pueblo pasando al lado de una ermita y, después de dejar atrás las últimas casas, sigue dirección noroeste. Es el “camín de abajo”, que va ganando altura y ofreciendo buenas vistas sobre San Esteban.
Poco después cruza el reguero de La Chana y toma dirección norte siguiendo el curso de éste. El camino comienza a estrecharse e incluso en tramos se atrinchera para, después de varias revueltas, salir finalmente a una campera y enlazar con la pista que sube de San Esteban, junto a unas cabañas con fincas cerradas.
Bordeamos la collada La Espina hasta la solitaria cabaña de Brañavieja, en proceso final de restauración, y, frente a ella, acometemos la pindia loma de La Chana, buscando siempre los claros entre los piornos, hasta presentarnos a los pies de la sierra.
Un abundante piornal nos incomoda el ascenso por lo que, buscando un mejor paso, nos decidimos por el que parte frente a La Vallinona por un sendero poco visible (aunque hay algunos jitos) y que asciende casi pegado a la peña para acabar en una collada con el Horru a nuestra izquierda.
Una pedregosa senda nos lleva más sosegadamente a su cumbre que, además del VG citado, cuenta con una caseta de madera con antena y placas solares, un buzón de cumbres y un enorme hito de piedras apiladas.
Desde la cima no se ve toda Asturias, pero casi... Destaca por su proximidad la Sierra de Begega con sus eólicos, las minas de oro de Boinás, buena parte de la Cordillera Cantábrica y algunos pueblos como Abedul o Alcedo.
El descenso lo hacemos más o menos por el mismo camino de subida hasta las cabañas bajo el Collado La Espina. Seguimos desde aquí por la pista que baja a San Esteban y, poco después de pasar Cochada Fondera, tomamos la desviación que sale a la izquierda por un vistoso camino que, en continuo descenso, nos lleva a Villar de Zuepos.
Atravesado el pueblo salimos a la carretera para recorrer el último kilómetro que nos faltaba hasta Quintanal, cerrando así este agradable recorrido de hoy.




Distancia: 11,0 km
Desnivel acumulado de subida: 850 m
Dificultad: Media-baja
Duración: 4 h 15 m



Quintanal

Ermita de San Benito de Quintanal

Cabaña a la salida de Quintanal

San Esteban visto desde la pista de subida

Sierra de Quintanal

Pradería de Los Bragachos

Brañavieja

Praderías de La Chana

Sierra de la Manteca

Subida a la collada intermedia entre el Horru y La Vallinona

Sierra de Begega

La Vallinona

El Horru
Cumbrera de la Sierra de La Manteca

Alcedo

Mina de Oro de Boinás

Cima del Pico Horru

La Chana vista desde la bajada

Cabañas bajo el Collado La Espina

El camino por La Chagar

Por el Corralón

Cochada Fondera

Desvío a Villar de Zuepos

La empedrada calzada a Villar de Zuepos

Entrando en Villar de Zuepos

San Esteban visto desde la pista a Villar de Zuepos

Hórreo en Villar de Zuepos

Casona en Villar de Zuepos

Carretera a Quintanal

Villar de Zuepos visto desde Quintanal

martes, 17 de septiembre de 2013

Peña Saleras y Pico Barriscal de Sobia (desde Villa de Sub)



La última ocasión en que estuvimos en estas cumbres de la Sierra de Sobia partimos del pueblo quirosano de Villamarcel, concejo al que pertenece Peña Saleras (1.778 m.); aunque hoy lo hacemos desde el soleado, garboso y acicalado pueblo tevergano de Villa de Sub, mismo concejo del Pico Barriscal (1.703 m.)

Es conveniente aparcar a la entrada del pueblo, donde un panel nos describe someramente las desdichas de Pelayo Froilaz y el motivo por el que Villa de Sub, conjuntamente con Páramo y La Focella, formaron parte, durante un largo periodo de tiempo (1033-1827), de un noble concejo independiente llamado El Privilegio.

Atravesamos sus calles de forma sosegada escudriñando cada uno de sus rincones.

Ya en lo cimero del pueblo, junto a la fuente de La Cruz, desechamos la pista que sale a la derecha (la utilizaremos para el regreso) y unos metros más arriba ignoraremos el camino que sale a la izquierda y que se dirige a una escuela de escalada. El nuestro es el "camín viejo" que comparte trayecto con la mini-ruta del Urogallo.

Tras un kilómetro de marcha nos detenemos echando un vistazo a cuatro paneles que nos ilustran sobre la vida y costumbres de los urogallos. Un camino nos interna en un pequeño bosque y después, una pista nos pasa por un redil para el ganado. Justo detrás, sale una maltrecha senda que pasando por Tacha el Fierru y Llandurrias, nos acerca hasta la braña en ruinas de La Forcada.

Frente a nosotros tenemos, aunque hoy no lo veamos a causa de la niebla, un murallón que hay que salvar por cualquiera de sus horcadas y lo haremos por la de la izquierda a pesar de que presenta un fuerte desnivel.

Una vez superado éste, se disipa la niebla con lo que podemos divisar nuestro objetivo, Peña Saleras, que resulta fácilmente identificable por su vértice geodésico. Y así, sin un camino definido, hacia allí nos dirigimos por un escabroso terreno cárstico.

Ya desde su cima, fijando nuestra vista hacia el Sur, observamos una atrayente cumbrera que finaliza en el Pico Barriscal. Y hacia allí nos encaminamos.

Un pequeño mojón de hormigón en su cumbre nos advierte que nos hallamos en nuestra segunda altura del día.

Ya sólo queda el regreso, y para salvar el "murallón" nos dirigimos a una horcada más al este de la anterior, cercana al Pico Busbigre, y mucho más llevadera para bajar a la Braña La Forcada. Desde aquí retomaríamos el mismo camino de subida.

De nuevo en la pista, continuamos por ella hasta Villa de Sub, disfrutando a diferencia de la mañana de las bellas panorámicas que se pueden contemplar ahora que todo el entorno está visible.





Distancia: 11,0 Km
Desnivel acumulado de subida: 890 m
Dificultad: Media-baja
Duración: 5 h 



Rincón de Villa de Sub

Fonte de Arriba de Villa de Sub

La Focella

Fonte de La Cruz

Tramo del viejo camino de subida a La Collada

Páramo

Paneles informativos sobre el urogallo
Punto donde abandonamos la pista

La pista continúa hacia el collado Busbigre

La fuente-abrevadero de Llandurrias

La Horcada La Codorniz por donde subimos

Primera vista del Saleras

Pico Saleras

Vértice geodésico de Saleras

Praderías de Barriscal

Cumbrera con el Barriscal al fondo vista desde el Saleras


Cima del Barriscal con el Saleras al fondo

Horcada por donde bajamos, al fondo el Pico Busbigre

La derruida braña de La Forcada

La Horcada de La Codorniz, por la que subimos,  ya libre de niebla

El Ferreirúa

El "murallón" de Sobia

Peña Rueda y los Huertos del Diablo
 
Pista de bajada hacia Villa de Sub

Villa de Sub

Fonte de Abajo de Villa de Sub