Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

martes, 26 de agosto de 2014

Omedal - Pico Faceu - Pico Negros de Facéus - Camín Real del Sellón (parcial) - Omedal



Accedimos a Omedal, pueblo del municipio de Piloña, por una estrecha carreterita que desde la parte alta de La Villa (Espinaredo) nos condujo hasta allí con pendientes pronunciadas y cerradas curvas.
Aparcamos a la entrada del pueblo, justo bajo la fuente, y a partir de ella dimos por iniciada la excursión del día. Un lugareño nos advierte que el pico que vemos por incima de Omedal a nuestro frente no es el Facéu sino el Tres Parres, y que el primero está oculto justo detrás.
Comenzamos la andadura por la GR-105, Ruta de las Peregrinaciones, camino con origen mariano, que discurre de Oviedo a Covadonga.
Un estrecho sendero nos permite ir ganando altura en dirección oeste. Pronto alcanzamos la Collada Llamosa o Sellón con las ruinas de la Ermita de San Lorenzo y un descuidado mirador, atalaya de buenas panorámicas en dirección este: Sierra de Aves, Montes del Infierno, y hasta el Cuera. Aquí confluye con las sendas que provienen de Fresnedal y Tozo.
En cuanto nos separamos de la GR-105, en una subida sin mayor esfuerzo, tal parece que camináramos por moqueta. A nuestra derecha se adivina Tozo, y la sólida base de piedra de la amplia calzada romana (Camino Real del Sellón) nos acerca al Forcáu, paso estrecho labrado entre dos rocas.
A partir de aquí la vista del Facéu de frente es totalmente inconfundible.
Llegados a una cabaña doblamos a la izquierda, pasando al poco por una fuente y una cueva. El ascenso a la Collada Artosa, anterior al Cerru Facéu (1.228 m.) va aumentando la pendiente. Sin embargo, apenas aun hemos caminado en longitud tres kilómetros desde Omedal.
Serpenteando por caminos de ganado vamos superando collada a collada, previas a la de Artosa, hasta alcanzar la misma base del Facéu. Conseguimos su cima sin dificultad bordeándolo ligeramente por la derecha (W)
Las vistas desde la cumbre permiten un amplio horizonte en los 360º y dado que el día acompaña disfrutamos enormemente de ellas.
Para el descenso optamos por seguir el track previsto, con lo que cresteando el Facéu en dirección sur abordamos también El Fontán (1.193 m.) y Los Negros de Facéus (1.222 m.) en los que paramos lo menos posible por la nube de hormigas voladoras que inundaban las zonas más altas.
Por La Coladiella y el Collado La Parada procurábamos no perder altura. De frente íbamos viendo el Pico Tejeira o Busllar (1.233 m.) y debajo la Collada de Arnicio.
En Corancu avanzamos por praderías hasta conseguir una pista en descenso  por la que fuimos bordeando algunas cabañas. Y enseguida nos topamos de lleno con la carretera AS-254 por la que hacia la derecha transitamos no más allá de doscientos o trescientos metros (5 minutos).
Una amplia pista a la derecha nos permite recuperar de nuevo nuestro espíritu senderista conduciéndonos hacia el norte, sentido que ya no abandonaríamos prácticamente en el resto de la marcha.
Vamos por el Camín Real del Sellón (GR-102), una nave ganadera, algunas cabañas y una rica fuente nos deben alertar para evitar desviarnos a la altura de Campalarna, (y el depósito de agua contra incendios) pues si bien está correctamente señalizado… justamente aquí son frecuentes los despistes ya que la tendencia viene a ser “continuar” por la senda a Tozo en vez de “desviarnos” por el Camín Real, aunque parezca una contradicción.
Tras cruzar unas amplias praderías con el Facéu a nuestra diestra retomamos, a la altura de una cuidada cabaña, el mismo camino de la mañana, justo donde enfilamos hacia la Collada Artosa. Vamos dejando Tozo a nuestra izquierda, pasamos el Forcáu en la vuelta, y nos situamos en la Collada Llamosa y las ruinas de su Ermita. Tras la identificación de alguna cima desde el mirador con más o menos fortuna, reanudamos el descenso hasta Omedal sin ninguna parada más.




Distancia: 17,8 km
Desnivel acumulado de subida: 950 m
Dificultad: media-baja
Duración: 7 horas





Omedal

Y su fuente

Al poco vemos el Vízcares

Con zoom

Tras el Tres Parres asoma, a la izquierda, el Facéu

Collada Llamosa



Calzada romana

Camino del Forcáu


El Picu Facéu a la derecha de la Collá Artosa

A la altura de la cabaña torcimos a la izquierda

Al oeste, camino de la Collá Artosa

Cima del Cerro Facéu

 

 
... momentos sin precio...


 


En dirección al Pico Fontón

En dirección a Negros Facéus
Casi arriba


En la cima de Negros de Facéus (con las hormigas voladoras)

Bajando a la derecha en dirección a la Collada de Arnicio y el Busllar

Magnífico ejemplar

Cabaña en Corancu



Aquí conectamos con el punto de la mañana en el que giramos al Facéu



Y repetimos parte del trayecto

El Forcau a la vuelta

Vistazo al este

desde el mirador

de Collá Llamosa


martes, 19 de agosto de 2014

Tonin - Pico Estorbin de Valverde - Pico El Bolero - Pico Aguazanes - Pico Vallequin - Tonin


A dos kilómetros de Busdongo, por una carretera a la izquierda que nos pasa por Camplongo de Arbás, llegamos a Tonín de Arbás. Al lado de su iglesia, la Iglesia de San Juan, dejamos el coche y con una fresca mañana arrancamos a caminar en dirección norte desde el final del pueblo. A partir de las últimas casas, despejado el horizonte, comenzamos a divisar a nuestro frente el principal objetivo del día: el Pico Estorbín de Valverde.
Una ancha senda para todo-terreno nos conduce por la margen izquierda del Arroyo Tonín, en ligera pendiente de ascenso Toda la Sierra del Cuadro con los notables picos de Tres Concejos, Pisones, Cueto los Barriales, Estorbín y Bolero están justamente delante.
El amplio valle entre las Sierras Blanca, Cuadro y Riaño nos abre los brazos invitándonos a transitar por su interior, y nos dejamos llevar.
Tras una hora de marcha y cruzados un par de pequeños puentes nos encontramos con una desviación que hemos de tomar a la derecha, puesto que a izquierda nos bajaría justo hasta el Río Tonín, pero que nos cerraría el paso por un camino antiguo hacia arriba ahora intransitable.
La pista sigue siendo ancha, pero poco a poco va haciéndose más empinada. Nos vamos encontrando a estas alturas por la derecha del valle y el riachuelo que dejamos a nuestra izquierda se llama ahora Arroyo Valle del Cuadro.
Tras el cómodo paso por los Prados de Gorvecinte, avanzamos por las Brañas de Ortigal debiendo cruzar el arroyo Valle del Cuadro por dos ocasiones. Por los Llanos de Brañafría, un angosto sendero ahora más cerrado entre montañas nos va acercando a una collada de 2.042 m., al oeste del Estorbín, que se llama Estrella de Cuanya. Volviendo la vista atrás  encontramos a nuestra derecha el Pico el Cuadro y a nuestra izquierda el Pico El Bolero, ambos superan los 2.000 metros.
Por Brañafría reanudamos un ascenso, por momentos de forma más pronunciada hasta la misma base del Estorbín.
La inmisericorde pendiente de subida hacia la collada situada entre el Cueto  los Barriales y el Estorbín de Valverde, que supera los 2.040 metros de altura, nos hace zigzaguear de forma continua para el avance.
Una vez situados en Estrella de Cuanya (2.042 m.), comenzamos a bordear por la derecha de una alambrada que separa Asturias y León, típica y multifotografiada en infinidad de blogs.
Arriba, culminado el primer objetivo del día: El Estorbín, las vistas por el lado de Asturias apenas nos dejan apreciar las más altas cumbres; destacan prácticamente sólo Las Ubiñas. Un mar de nubes denotan que nuestra región se encuentra en su misma esencia: gris y cubierta. Las panorámicas hacia el sur por el contrario nos abren a un horizonte limpio.
Tras unos momentos de descanso y contemplación, iniciamos el descenso hacia el sureste con cierto grado de dificultad al ser muy pendiente. La piedra suelta nos obliga a un avance lento y cuidadoso. Cresteando las peñas que vamos encontrando a nuestro paso: 2.079 m., 2.061 m., 2.037 m., 2.014 m., y Cocháu Valverde (1.971 m.), procurábamos en lo posible no perder altura. La verticalidad de los precipicios a  nuestra izquierda (NE), nos invitaban a pararnos y disfrutar.
Este camino que elegimos para el descenso probablemente no sea el más fácil ya que, si bien tiene el aliciente del “cresteo” de las peñas, exige la búsqueda de apoyos adicionales en más de  una ocasión.
En una hora, tras invertir como quince minutos en pisar cada una de las crestas intermedias, pasábamos del Estorbín al Bolero, de 2.123 metros de altura a 2.043. La cima de éste último, en un día más claro, nos hubiera proporcionado vistas panorámicas espectaculares.
Y en menos de media hora, procurando mantener el nivel, llegábamos a Pico Aguazanes con 2.046 metros de altura.
A partir de ahí deberemos descender un poco, recuperandolo luego, hasta el Vallequín (2.079 m.), alcanzado sin pena ni gloria.
Pero una vez en la Cochá Vallina y Media las cosas empezaron a complicarse. En Campas Tiñosas desaparece el camino que habíamos seguido hasta ese momento y comienza un fuerte descenso entre altos brezos y piornales que nos dificultaba el tránsito más de lo que hubiéramos deseado. Con ello librábamos la Peña de Campas Tiñosas dejándola a nuestra derecha, pero la bajada por Aguazones nos resultó tremendamente incómoda.
Finalmente abordábamos la senda que paralela al arroyo Aguazones de Tonín nos permitió un avance mucho más llevadero. Tras entroncar con la pista de la mañana recorrimos un espacio ya conocido en dirección a Tonín de Arbás.






Distancia: 17,5 km
Desnivel acumulado de subida: 1.100 m
Dificultad: media
Duración: 7 horas





Iglesia de San Juan de Tonín

Tonín se encuentra a 1.270 m./h

Al frente nuestro objetivo

Cruzamos la Reguera Barranco que alimenta al Arroyo Tonín

Hacia adelante se perfilan las crestas cada vez con más claridad

Vistazo atrás

Se nos abre el Circo de Brañafría

Por los Prados de Gorvecinte



El Bolero y el Aguazanes se unen recortados en el horizonte a la derecha

A izquierda del Estorbín el Pico El Cuadro (2.089)

Ruta que seguiríamos después
Subiendo hacia el Collado Estrella de Cuanya

Ya en Cuanya con el Estorbín al fondo
Vista al SW desde Cuanya
En la cima del Estorbín
Bajando por la crestería


A ratos sube la niebla

Vamos alcanzando cada una de las crestas

Hacia atrás divisamos la Estrella de Cuanya, el Cordal de Cuanya, Pico El Cuadro...

Por algunos sitios "echando manos"
Pasada la 1ª cresta (2.079 m), tras el Estorbín

Camino de la 2ª cresta

(2.061 m)  
Vistazo atrás


Cima del Pico Bolero (2.043 m.)

Con un momento de relax


Cima del Pico Aguazanes (2.048 m.) hacia el N


Vista al S

Vista al NW

Pico Vallequín (2.079 m.)

Su cima
... y descendiendo


Vemos la pista, pero el tupido piornal nos lo pone difícil

Al fin en ella...
... y de vuelta
Una fuente en Tonín nos vale para refrescarnos