Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

martes, 2 de junio de 2009

Vega Urriello




Cualquiera que se calce unas botas de montaña para disfrutar ascendiendo hasta las cumbres, seguro que más temprano que tarde, tendrá entre sus objetivos el Pico Urriellu,  pero sólo unos pocos privilegiados consiguen llegar a su cima. Como nosotros no nos encontramos dentro de ese selecto grupo, nos tenemos que conformar con admirarlo lo más cerca posible, y una forma digna de hacerlo es llegar a su base: el Refugio de Vega Urriellu. Conseguido esto seguro que, como tantos otros, repetiremos y más de una vez. Siempre se está deseando volver. 
Aparcamos en la parte bajera de la majada de Canero, donde finaliza la pista que parte de los invernales del Texu (aquí existe una señal que prohibe el paso a vehículos no autorizados pero...), remontamos hacia las cabañas y, por una senda muy marcada y sin apenas esfuerzo, llegamos al Collado Pandébano. Desde allí disfrutamos de una hermosa vista, con el pueblo de Sotres, el Neverón de Urriello y a su derecha los Picos Albos, y ya al frente asoma el Pico Urriellu.
Una vez contemplado el paisaje proseguimos en dirección sur hasta la Majada de la Terenosa, compuesta por un grupo de cabañas muy bien conservadas. Una de ellas hace de refugio. Pasamos por encima de ésta donde nace un ancho camino perfectamente tallado que nos lleva en suave, pero continua pendiente, y sin pérdida, al Collado Vallejo. A medida que avanzamos vamos perdiendo de vista el Urriellu, pero aparece nuestra derecha, mirando hacia abajo, el pueblo de Bulnes. O más bien se adivina, pues de momento lo oculta la niebla.
Ya alcanzado Collado Vallejo atravesamos su entalladura, abierta creemos a fuerza de dinamita. Perfilamos de nuevo el Urriellu y su vista es impresionante. Podemos, desde aquí, ver casi todo el camino que nos queda por recorrer hasta su base y, a nuestra derecha, la senda que sube desde Bulnes a través de la majada de Camburero.
Tras una zona de falsos llanos, la senda, en continuos zigzags, inicia el ascenso definitivo hasta el refugio por un camino pedregoso de muy fuerte desnivel. Este tramo es el más duro del recorrido y debemos tomárnoslo con calma, deleitándonos con la majestuosa silueta del “Picu” que tenemos al frente.
Ya en la Vega de Urriellu, nos encontramos con un buen refugio de montaña y una fuente que está justo al pie de la cara oeste (se trata de la difícil, como si tuviera alguna fácil). La actividad en la zona es enorme, es un continuo ir y venir de grupos de senderistas, montañeros y/o escaladores, aunque otros simplemente descansan como hicimos nosotros antes de iniciar el regreso.
En definitiva, un día para enmarcar, como siempre que se viene aquí. Excursión altamente recomendable que, tomándosela con calma, está al alcance de todos.
No nos resistimos a finalizar nuestro comentario sin citar una famosa frase que te sueltan por la zona cuando le llamas Naranjo:
"No me llaméis Naranjo, pues fruto no puedo dar; llamadme Picu Urriellu, que es mi nombre natural".

 


Distancia total: 13 km (i/v)
Desnivel de subida: 845 metros
Dificultad: Media
Tiempo: 5:30 horas

Tiempos parciales:
Aparcamiento - Collado Vallejo: 1:30 horas
Collado Vallejo - Refugio: 1:45 horas
Refugio - Aparcamiento: 2:15 horas



Collado Pandébano con el Neverón de Urriello y los Picos Albos al fondo

  Bajo la niebla Bulnes 

La Terenosa y el camino que nos llevará al Collado Vallejo

Pico Urriello a través de la muesca de Collado Vallejo

La pista hacia el Refugio desde el Collado Vallejo

 Nunca te sentirás solo durante el camino

Parece cerca pero...

Abusando de "zoom" podemos ver a los "privilegiados"
Mas "zoom" todavía

El refugio de Vega Urriello

Un rebeco cerca del Refugio
Si antes la subimos ahora la tendremos que bajar
El Collado Vallejo a la vuelta

Echando la vista atrás
Bulnes ya es visible a la vuelta


0 comentarios:

Publicar un comentario