Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

martes, 27 de octubre de 2009

Mirador de Ordiales PR-PNPE 5



Subimos desde Covadonga a los Lagos, rodeamos el Lago Enol por su lado occidental, por la dcha., circulamos con el coche una senda de buen piso y llegaremos hasta su final; y así nos encontramos en Pandecarmen (1.100m.). Como máximo ahí habrá que dejar el vehículo.

Ya caminando, por un ancho sendero minero, pasaremos al lado de la fuente del Pozo del Alemán, cruzaremos el Río Pomperi y en 15 ó 20 min. de subida estaremos en Vega la Piedra (una enorme peña en el camino le da nombre) con unas cuantas cabañas a la dcha. El camino bien señalizado se va estrechando y su pendiente irá “in crescendo” al avanzar por la Vega de Canraso, con el Porru Pié de Palu y la Majada Becerrera de la Rondiella (1.400 m.) a la izquierda. A la hora y media de caminata nos encontraremos en el punto relativamente más alto de la subida constante denominado Collado Gamonal (1.500 m.) y comenzaremos a divisar al frente los refugios de Vegaredonda: el nuevo (dos construcciones), y un poco más arriba el antiguo. Alzando la mirada la perspectiva de El Cornión impresiona. Por la izquierda del macizo calizo Santa María de Enol con la Torre Cebolleda a la dcha. Bajando un poco la vista Los Argaos y los Porru Bolu.

El paraje del nuevo refugio, aunque lo encontramos cerrado por fuera de temporada, nos mereció un ligero recreo con descanso incluido. Por detrás del edificio principal afrontamos un pedregoso camino que primero llaneando y después con fuerte pendiente nos pasa por la Canal de Cueñe Cerrada, el collado del Forcau (disfrutamos con el primer grupo de rebecos) y Sierra Pelada, desde donde ya divisamos el refugio de ICONA, el Mirador de Ordiales y a su izda. el Pico Cotalva.

Bajando hacia el refugio otra manada de rebecos parecían decir: fotografía, y posaban sin asustarse hasta cierta, para ellos, prudente distancia.

Tardamos como hora veinte desde Vegarredonda hasta el refugio de Ordiales y otros quince minutos en subir a su Mirador. Como cada vez que se sube, el ritual de leer la lápida del Marqués de Villaviciosa, D. Pedro Pidal y Bernardo de Quirós, fallecido el XVII-XI-MCMXLI (1870-1941), y los comentarios al respecto.

Nos congratulamos de haber acertado con el día, porque realmente las vistas desde el Mirador son excepcionales con el tiempo limpio: pared completamente vertical de 900 m., abajo la Vega de Angón, el Puente del Restañu, el Dobra y la canal del Texu, etc.

Recuerdo mi primer intento de ascensión al Cotalba atacando desde el mismo Mirador, por supuesto sin idea de escalada ni material alguno…hasta que nos "enriscamos" ¡parecía tan a mano!. Locuras de inconsciencia juvenil. Con lo fácil que es bajar nuevamente hasta el refugio de ICONA y hacia la dcha. trepar por la canal siguiendo los hitos y, así, arriba en menos de una hora. Como tantas otras veces, en esta ocasión también se nos hizo tarde y quedó pendiente.

La vuelta, mucho más liviana, se desarrolla por el mismo recorrido.
En esta ocasión y como no recuerdo antes hemos disfrutado de las vistas del Lago Enol, del color de la vegetación otoñal y de los árboles del Pozu del Alemán y de la cercanía de los rebecos y por ello, las fotos huyen y se separan de las de siempre.



Longitud: 16 Kms.
Duración: 3:30 h. de ida y 2:30 h de vuelta
Pendiente: 700 m. de subida
Dificultad: media


Lago Enol y Pico Mosquitel




Río La Reyera

Pandecarmen

Pozu del Alemán


Vega La Piedra

Al fondo la majada de la Rondiella

Refugio de Vegarredonda, desde el Collado La Gamonal

Rebecos en el Collau del Forcau

Otra familia en la vega del refugio de ICONA del Mirador



Arriba




Paisaje calizo fantasmagórico en la Canal de Cueñe Cerrada

Cotalba (2.028 m.) desde Sierra Pelada

Torre de Santa María y Collado Boca Jou Santu






Llegando de vuelta

Desde la Vega de Enol

martes, 20 de octubre de 2009

Bosque de Muniellos



Una ruta por el bosque de Muniellos es imprescindible. Todo buen amante de la naturaleza debería conocer Muniellos o, si no, tenerlo como un objetivo inmediato. Merece la pena hacerse con una mochila y plantearse este pequeño viaje, sobre todo en otoño, que es la época ideal para hacer esta pateada.

Son 20 kilómetros de recorrido y unas 7-8 horas el tiempo que se invierte, aunque esto depende un poco de las paradas y de lo que se prolongue el descanso en las lagunas. La ruta completa no es muy difícil, pero tampoco es sencilla, ya que a su longitud tenemos que añadir un  desnivel que supera los 750 metros.

Esta ruta solo puede hacerse desde Tablizas, y es obligatorio disponer de una autorización que previamente hay que solicitar en la Consejería de Medio Ambiente. Los fines de semana de verano y otoño hay que reservar con mucho tiempo de antelación.





Toca madrugar, queremos estar a las nueve de la mañana en Tablizas, y el viaje hasta allí es largo y las carreteras no son de las mejores.

Una vez estacionados los coches nos dirigimos a la casa donde se encuentra el guarda. Le entregamos el permiso y  nuestros carnets de identidad (no se puede  ir sin él). Una vez comprobado que todo esta en orden, el guarda nos explica las normas y nos comenta los recorridos que podemos hacer. Hay uno  completo que puede hacerse en los dos sentidos, o puede hacerse sólo la parte de la ruta que discurre por el valle, de manera que cuando hayas gastado la mitad de tus fuerzas debes regresar por el mismo camino, ya que no hay la obligación de llegar a un punto concreto.

Nosotros optamos por el “recorrido completo”, que es una ruta circular, si exceptuamos el último tramo que va desde la fuente de Piélago hasta las lagunas que es de ida y vuelta. La otra opción, la del valle que es ir y volver por el mismo camino es mas corta  y obviamente “menos dura”. Hay que comunicar al guarda el recorrido que vamos hacer y así se lo indicamos.

Cogemos una pista que sale de la parte trasera de la casona del guarda. Va en ascenso desde su inicio y se va internando en el bosque formado principalmente por hayas y robles y algún que otro serbal y acebo. La pista finaliza pronto y pasa a convertirse en una senda, en algunos tramos bien empinada. Cruzamos el arroyo La Cullada y seguimos ascendiendo poco a poco. Casi sin darnos cuenta llegamos a la zona de Fonculebrera, donde hay una fuente. Después caminamos por falsos llanos y atravesamos una zona de pedregales para llegar a otra fuente: la de Piélago, lugar de nacimiento del río Muniellos. En esta zona hay una bifurcación a la izquierda que en bajada nos llevaría a Tablizas. Nosotros ahora la obviamos siguiendo al frente. Vamos en suave ascenso y con un poco mas de visibilidad,  y en unos veinte minutos llegamos a la primera laguna, La Isla, un lugar ideal para descansar y comer algo. Por la parte derecha de esta laguna, y por un sendero estrecho, alcanzamos la segunda, La Honda, y ya un poco mas arriba tenemos la tercera, La Grande, ya dando vista a los picos de Las Lagunas y La Candanosa.

El regreso hay que efectuarlo por el mismo camino de subida hasta el cruce de Piélago y allí cogemos el camino de la derecha que baja con fuertes pendientes siguiendo el cauce del río Muniellos, que atravesaremos varias veces por pequeños puentes de madera para llegar a un valle donde el río se va haciendo mayor y el camino, para no ser menos, se va ensanchando convirtiéndose en pista y cruzando un par de puentes, también de madera pero mucho mas anchos y sólidos, para alcanzar sin perdida el punto de partida.

Nos presentamos de nuevo al guarda y damos por finalizada la caminata de hoy. Aunque no vimos osos ni urogallos, esta excursión cinco estrellas bien mereció el madrugón.



Tablizas

Comienzo de la ruta y...

Comienzo del colorido

Uno de los carteles informativos

Una imagen del interior del bosque

Otra imagen con distinto colorido

No hay dos del mismo tono

Liquenes

Cartel informativo en la encrucijada de la Vallina de Piélago

Laguna La Isla

Las otras dos lagunas (La Honda y La Grande)

Peña Las Lagunas

Uno de los varios puentes que cruza el arroyo La Candanosa

Otro de los muchos puentes que cruzaremos

El arroyo La Candanosa ya cerca de Tablizas

martes, 6 de octubre de 2009

Pico Contruteiro (desde Toriezo)




Distancia: 9,50 Km
Desnivel acumulado de subida:
Dificultad: Media-baja
Duración: 4:00 horas

Un rincón de Toriezo

Ermita de la Santa Moza

Toriezo a nuestros pies

Cabaña en Cuendeneva

Pista a Quintaneiro

Collada de Quintaneiro

El Contruteiro o Peña Ordiales

La cima del Contruteiro

Bermiego a la sombra del Aramo visto desde la cima

El Valle de Quirós desde la cima

 El pantano de Valdemurio, Aciera y Tene

Tene bajo su peña

La Sierra del Aramo con el Gamoniteiro al fondo

El Pico Mayor o Gorrión visto desde la Collada Ordiales

La bajada de Cuendeneva

El lavadero de Fresnedo

Camino de Villagondú

Un tramo del "camin real"