Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

lunes, 30 de agosto de 2010

Olla (Hoya) de San Vicente



Leyendo descripciones en múltiples webs y blogs de lo que representa la ruta de la Olla de San Vicente, nos encontramos con variedad de datos geográficos de la situación, alcance, flora, etc.

Entendemos que la información de una de las excursiones más destacables de nuestra Comunidad Autónoma tiene que tomar carta de naturaleza propia comenzando la “literatura” con lo que representa desde un punto de vista primero emocional y luego a mucha distancia práctico.

Decir que estamos en Amieva, que el río Dobra se alimenta del Jungumia, del río Osu y la presa de la Jocica es pura geografía, que justo donde se convierte en afluente del Sella comienza nuestra ruta, también. Sin embargo asegurar que sus aguas se pueden beber en todo su trayecto, que son absolutamente cristalinas, que en lo más profundo del verano su temperatura sigue siendo tremendamente fría, que sus cascadas, saltos, pozos, etc., son poco frecuentes de ver por nuestras latitudes; eso, nos abre más los ojos.

Que en nuestra marcha de hoy encontraremos especies de olmos, fresnos y sauces primero y castaños, robles y hayas luego, es demostrable. Pero es más interesante hablar de sus colores, de que apreciemos sus tonalidades y contrastes en cualquiera de las épocas del año en que vayamos. Y de que nos sorprendamos y colaboremos, en esa medida, de su conservación y respeto.

Es repetido que la N 625, (en el puente romano de Cangas de Onís tomar a la dcha.), en su km. 150, es decir a 5 km. de Cangas y a 1 km de Tornín en dirección al Puerto del Pontón, nos encontramos con un restaurante a la dcha. y poco más allá otro a la izda. (con parking propio para clientes). Por allí dejaremos el coche y nos dará tiempo a volver para la comida si elegimos esta opción.

Para bañarse, si realizamos la marcha en época adecuada a ello, es preferible agotar el trayecto, pues aunque alguno de los parajes incite, la piscina natural de la propia Olla supera cualquier dimensión. La sensación que sentimos cuando desembocamos en lo que se puede considerar el final de la caminata es que accedíamos a un escenario de un estudio cinematográfico de "exteriores" totalmente artificial, por su hermosura. Es algo indescriptible que te sorprende y emociona.

No muchas rutas por Asturias son apropiadas para acometer en plan familiar, pues bien, si hay una es ésta, y si más, sin duda se empieza por ella, por distancia, belleza, comodidad, etc.

Dificultad: Baja
Desnivel: Imperceptible
Tiempo: 40 min. entre origen y destino



Puente viejo (Medieval)










Aguas tranquilas al final



Piscina natural

0 comentarios:

Publicar un comentario