Bienvenido a nuestro blog

troTones

Galeria

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Calzada Romana de Caoru (P.R. AS-127)




Es una pena que una excursión proyectada como excepcional, el recorrido entre las poblaciones de Tielve y Cabrales, se viera truncada en parte de sus objetivos o depreciada considerablemente, por lo adverso de las condiciones climatológicas del día, que aunque, en cierto modo previsibles, no dejaron de estropear lo que podía haber sido un disfrute integral.

Entre Poo y Carreña de Cabrales se encuentra el mirador del Pozo de la Oración, desde ahí hay una vista fabulosa del Naranjo de Bulnes o Urriellu, maravilla emblemática de Picos de Europa cuya silueta es muy difícil de vislumbrar y captar desde otros puntos de la zona tanto lejanos como cercanos al mismo. Nos detuvimos un momento para fotografiar la panorámica aprovechando ese resquicio de su cerrado circo.

Una vez situados en Tielve, último pueblo asturiano del interior de nuestro lado oriental, pasados Arenas y Poncebos, comenzamos la andadura del día subiendo entre sus casas. La fuente y el antiguo lavadero de este pueblo cabraliego nos indican que vamos correctamente, al principio por una pista y por el viejo camino real de siempre después.

A los quince minutos nos llovía sin compasión y ya no cesaría hasta arribar a nuestro destino final: Arenas de Cabrales. Las fotos salían sin categoría ni calidad, peligraba la integridad de las cámaras al exigirles unas condiciones límite, y la niebla impedía apreciar los detalles de las montañas y valles que nos envolvían.

Sin arredrarnos lo mas mínimo en menos de una hora alcanzamos la majada de Valfrío sorprendiéndonos de encontrar a esa altura cabañas y casas –alguna mas cerca de la calificación de chalet que de cabaña- muy rehabilitadas y en muy buen uso. Prados cuidados y trabajados, rebaños de ganado lanar y pista notablemente frecuentada eran indicativos de que la zona estaba en situación de explotación y actividad económica en mayor o menor grado.

Tras reorientarnos y asegurarnos con un lugareño conversador fuimos desviándonos hacia la izquierda (Oeste), sin disminuir la subida, en dirección al collado de Pasadoiro.    

Desde el Colladín de Tabaos (1.000 m), muy cerca de la majada de Valfrío (1.050 m), es posible con buen tiempo contemplar el perfil del Urriellu, al menos la parte alta de su cara norte. Pero nosotros ya nos habíamos distanciado en la previsión de que ese pequeño desvío, con nuestro día, hubiera resultado inútil.

Por esta zona la señalización y el camino marcado ofrecen seguridad de avance correcto. Entre los negros nubarrones, con un vistazo al sur, se adivina más que se distingue la silueta del Urriellu. Al menos mostramos la intención de su captura.

Tras dos horas de marcha, habiendo pisado ya parte de la calzada romana que se conserva dejábamos a la derecha la majada de Tordín (1.209 m).

Este es un sitio delicado de la ruta y la desorientación y más con día “sucio” puede jugarnos una mala pasada.

Nos sirve de señal una fuente bebedero que dejaremos a la izquierda y bajamos con el agua de su rebose del orden de doscientos o trescientos metros. Seguidamente giramos noventa grados a la izquierda hasta encontrar nuevamente un camino muy marcado. Vamos pasando extensas praderías, Portudera, y un precioso hayedo.

En la majada de Umardo ó Humardo tomamos un refrigerio y repusimos fuerzas.

Notable que desde hace más de una hora venimos observando a nuestra izquierda primero y después por detrás la imagen de dos paneles solares situados estratégicamente opuestos que talmente conforman y delimitan las canastas y una cancha de baloncesto, viendo el mapa las suponemos sobre el Alto del Campo..

Unas cabañas, algunas en verdadera ruina, nos permiten poco mas tarde asomarnos al valle de Cabrales. ¡Vaya verticalidad! Aún nos faltaba lo más complicado. Esto sí que es calzada romana. Un sinuoso zig-zag de piso de piedra nos iba bajando camino de la central hidroeléctrica. Nos lo tomamos con mucha calma y extremada cautela, considerando lo resbaladizo del terreno y lo pronunciado del descenso.

Cruzamos un área recreativa en un frondoso castañar y con satisfacción nos vimos al fin abajo y pisando el asfalto de la carretera de entrada a Arenas. De ahí al coche, el Museo del Queso.



Distancia: 13,2 km
Desnivel de subida acumulado: 640 m
Desnivel de bajada acumulado: 1.210 m
Dificultad: Media
Duración: 6:15 horas



Lugar de inicio en Tielve

Tielve visto desde la subida a Valfrío

El Valle del Duje

Valfrío

Señal en la Collada Cruz del Entrejano

Aparece el  empedrado de la "Calzada Romana"

El Urriello entre la niebla

El Urriello entre la niebla y con filtro

Zona Jou Caballu

Señal clarificadora del camino a seguir

Cabañas en la Majada Tordín

Fuente-abrevadero Las Viñas

Mirando hacia atrás vemos el Alto del Campo con sus antenas, tal cual una cancha de baloncesto

Camino hacia Umardo

Cabañas de Umardo

Acercándose a Umardo

Oceño

Majada Tambrín

Bajando de la Collada Tambrín

Bajando hacia Arenas de Cabrales

Un tramo de la bajada

Homenaje a los pastores en la Cruz de Pruvia

Tramo bajada hacia Arenas

Viejo roble

Canal que alimenta la Central de Arenas

Entrada al Museo del Quesu

0 comentarios:

Publicar un comentario